martes, 21 de marzo de 2017

Eternamente Gracias compañeros, amigos, familia. Eternamente gracias ALUMNOS

Gracias
Mi valija de viaje es pequeña, le digo valija pero es un bolso viejo remendado que me encanta y en el cual cargo unos pocos trastos que van y vienen conmigo permanentemente. Lo verdadero e importante está cargado en mi mente y en mi corazón. Lo que tiene peso real para mi vida ya forma parte indisociable de mi ser...
Y ustedes están allí, en mi mente y en mi corazón, y no piensen que son un empaque de último momento, ya que los vengo atesorando desde hace más de 18 años y a algunos desde toda la vida. Ustedes son responsables de mi alegría, son responsables de mi coraje, son responsables de mi cortesía y amabilidad, en definitiva son responsables de mí...
Ustedes se van conmigo... Así que no hay forma de que los extrañe, no hay forma de sentirme solo o desamparado, no hay forma de sentirme agobiado o vencido... ya que son parte de mi. Y espero también quedarme, sabiendo que soy parte de ustedes, aunque sea una parte chiquitita, para mi será más que suficiente.
Sepan que me voy feliz amigos y compañeros; me voy feliz familia; me voy feliz alumnos, con el alma llena de recuerdos y presentes; con el alma llena de gratitud; con mi ser impregnado de amor...
Me voy feliz porque voy a estar con mis hijos y mi esposa, esos seres maravillosos de los que soy responsable y amo infinitamente.
Sepan también que me voy tranquilo, inmensamente satisfecho... y con total humildad les digo que me voy sabiendo que entregué todo, sin escatimar esfuerzos por esta misión maravillosa que es educar y de la que no me apartaré nunca, porque la amo... La amo porque salva vidas -salvó la mía-. La amo porque la compartí y comparto con ustedes. La amo porque me permitió abrazar el alma de miles de alumnos que, a la vez, llenaron de luz la mía...
Eternamente Gracias compañeros, amigos, familia. Eternamente gracias ALUMNOS. Eternamente gracias también a los que desde el cielo nos siguen acompañando y guiando en este complicado camino que elegimos día a día
Dios los recontramil bendiga y ampare siempre.
GRACIAS por todo
y que "Viva la EDUCACIÓN"

miércoles, 8 de marzo de 2017

Despedida a Egresados 2016 - Quimilí


Llegó el día soñado, y si no lo soñaron, llegó igual. Estamos aquí diciéndonos adiós. Estamos con esa mezcla rara de alegría, tristeza, ansiedad... con una sonrisa en los labios y al borde las lágrimas.
Lo cierto es que llegaron al final de una etapa, que para algunos fue buena, para otros pésima, para otros tan solo una etapa más. Pero fue un tiempo que compartimos y, compartir es más que bueno, fue un tiempo necesario para encarar lo que viene y, lo que viene, está a tan solo un instante.
Si les dijera que lo que viene es sencillo, fantástico, que todo les saldrá como lo anhelaron, les estaría mintiendo. Si bien tengo cara de mentiroso (siempre me lo dicen), en esto no los voy a engañar, menos en un día como hoy.
No se si todos se irán a otros lugares o se quedarán por aquí nomás; si seguirán estudiando, trabajando o rascándose, pero lo que si se es que: Se van a caer, algunos quizás dirán: "Se van a tropezar"... También, se van a tropezar y se van a caer un montón de veces y le va a doler. Claro que les va a doler.
Se van a sentir solos, abochornados y hasta humillados. Van a llorar y mucho, con lágrimas o sin lágrimas, porque algunos son muy machitos como para llorar con lágrimas. Van a inventar cientos de escusas para abandonar, para volver corriendo al ayer, a ese lugar seguro que dejaron.
Van a creer que están vencidos. Y es allí, cuando crean que están vencidos, cuando más equivocados estarán. Estarán pispiando fuera del tarro -como nos decía un profesor que tanto quiero - No se les ocurra bajar los brazos. No se les ocurra claudicar.
Cada caída es un aprendizaje. Si hasta Jesús, el mismo Dios, cayó... Pero se levantó y lo ayudaron a levantarse y Él aceptó la ayuda. Entonces quiénes creen que son ustedes para no levantarse...
Así que, se van a levantar y van a aceptar la ayuda, siempre hay una mano extendida, nada más que cuesta verla a veces. 
Pero no me vengan con esa falsa ayuda, con esas porquerías de drogas que les destruye la mente, les envenena el alma y los mata. Y no solo los mata a ustedes; sino que mata a lo más preciado que tienen La Familia. Porque ustedes son el corazón de la familia y si el corazón se muere se muere la familia con Él. No se les ocurra, por favor no se les ocurra.
Yo confío en que se levantarán, en que seguirán adelante, en que darán todo, pero de todo, no sean mezquinos.
El dolor se convertirá en sabiduría y las lágrimas lavarán esas manchas raras que no los dejaban ver con claridad y comenzarán a percibir, con mayor certeza, el camino verdadero.
Les reitero: Yo confió en ustedes, nosotros confiamos en ustedes, su familia confía en ustedes, Dios confía en Ustedes. Es más, Dios está en ustedes, aunque no lo crean, aunque no se den cuenta... Él está allí en sus corazones así que no tengan miedo a lo que se viene. Y si tienen que empezar de nuevo, pues empiecen de nuevo, nadie los va a juzgar...
Y si llega esa instancia en que creen que están solos, que son un fracaso, que nadie los quiere, sepan y no se olviden que aquí se los quiere, que sus familias los quieren, pero los quieren de verdad. Yo los quiero. Tienen que darse cuenta que ustedes también se quieren. Y como les dije Dios está en ustedes, así que no hay forma en que estén solos en esta nueva empresa que ya comienza. 
Dios los bendiga y ampare siempre...
Los quiero mucho
Chau... Hasta cada momento
Diego Eliseo Leonardo López

El golpe fue duro y certero y salieron a la luz los demonios que aniquilan nuestro sosiego

Fue un año colmado de bendiciones, pero también cargado de tristezas. Lleno de desafíos, escollos y oportunidades tanto en lo personal como en lo social...
Nuestro querido Agrotécnico por fin alcanzó el sueño de la casa propia, faltan algunos detalles pero ya tenemos nuestro merecido lugar.
La Docencia se le plantó a un gobierno provincial egoísta, manipulador y corrupto y a todo su aparato propagandista y opresor, levantando bien altas las banderas de la educación y la igualdad de oportunidades. Demostrando así que la Dignidad no se vende y que no somos marionetas de un puñado de caprichosos...
Soportamos las consecuencias de haber levantado la cabeza (persecuciones laborales, descuentos ilegales, cero-cero, intervenciones) y afloraron gloriosos los valores enaltecedores del compañerismo, solidaridad y empatía...
Todo parecía normal, malo o bueno pero normal, hasta que cierto día... Asesinaron la inocencia. Destruyeron la paz. La crueldad se llevó a "Marito" y el miedo se adueñó de nuestra sociedad. Ya nada fue igual, ya nada será igual.
El golpe fue duro y certero y salieron a la luz los demonios que aniquilan nuestro sosiego -corrupción, ineficiencias, negligencias, complicidades, DROGA, indiferencias- lo que se traduce en INJUSTICIA...
El 2016 nos puso a prueba como sociedad. Cada uno sabe bien qué camino siguió, no soy quién para juzgarlos... Ya cada quien hará su balance, si es que lo hace... Como dije, no soy quién para juzgarlos.
El 2017 está a un rato nomás. En lo personal le agradezco a Dios por tanto cariño y amor recibidos permanentemente. A veces pienso que recibo demasiado. Y en lo social le pido a nuestro Supremo Creador que nos traiga paz, verdad y justicia... Las necesitamos...
Felicidades a todos, o por lo menos las fuerzas necesarias para no aflojar y seguir intentando conseguirla.
Dios los colme de bendiciones

Todos nuestros actos tienen consecuencias

Todos nuestros actos tienen consecuencias, tanto positivas como negativas. Algunos solo afectan a uno mismo, otros a unos cuantos y otros al conjunto de la sociedad y hasta a la vida misma en todas sus formas.
Por ejemplo: La ambición mezquina, caprichosa y desmedida de unos pocos, ha llevado a aniquilar al Monte Nativo santiagueño en pos del beneficio económico de esos pocos. Esto no solo perjudicó y perjudica a la flora y fauna autóctona, sino que nos daña a cada uno de los santiagueños.
Este calor intenso y permanente no es casual, es consecuencia del egoísmo económico de unos pocos y de las complicidades gubernamentales que permitieron que este daño a la naturaleza y a la sociedad se hiciera sin reparos.
Natura hace pagar con creces la crueldad de los actos humanos cometidos contra ella, pero los afectados no son solo los dueños de esa ambición inescrupulosa, sino que los afectados somos todos y cada uno de nosotros.
Ojalá sepamos entender el mensaje y procuremos cuidar más lo natural, ya que de esa forma, también estaríamos cuidándonos a nosotros mismos y a nuestra descendencia.

Y la luna fue testigo...

Y la luna fue testigo de mil noches de soledades, descubrí silencios que atormentan y bullicios que apaciguan. Busqué los sueños que anhelaba, encontré realidades no soñadas...
Reí, lloré, disfruté y sufrí. Lo más valioso, viví... Ya lo creo que viví... 
Perdí miles de veces, otras miles volví a perder... Aprendí en cada paso, aprendí a ser feliz...

Seguimos esperando el cambio

El gobierno de Macri me recuerda a esas citas que solía hacer en mi adolescencia (tiempo de cartitas y mensajeros poco confiables) y la chica citada no aparecía. Llegaba la hora del encuentro y nada... Entonces me decía: "voy a esperar 10 minutos más"... al cabo de esos 10 minutos, tampoco llegaba... Entonces decidía darle 10 minutos más, 10 más y más, por si se había confundido con el mensaje o el horario. Y así pasaban horas y la chica nunca aparecía...
Finalmente me daba cuenta que en realidad el confundido era yo y que la señorita en cuestión no se interesaba en mi y sus objetivos eran otros...
Ahora siento que con este gobierno pasa lo mismo, nos ilusionamos con las promesas de cambio, esperamos los plazos mencionados, le seguimos dando más tiempo pero parece que sus intenciones e intereses son otros... Los cambios sustanciales no llegan y no veo indicios de que lleguen.
Ojalá me equivoque (como muchas veces lo hago) y esto se revierta, así tenga que escribir algo diferente...

Justicia por Marito. No claudiquemos en esta búsqueda de la Verdad

Nueve meses de dolor infinito, nueve meses de impunidad descarada, nueve meses de injusticia despiadada. Son nueve meses sin paz y sin sosiego, nueve meses sin verdad, nueve meses sin consuelo.
La imagen puede contener: una o varias personas, noche y exteriorNo nos olvidemos que arrebataron de la manera más atroz la vida de un hijo de nuestro pueblo; no nos olvidemos que nos pasó a nosotros, no nos lo contaron, no pasó en otro lugar, pasó aquí y nos pasó a nosotros. Así que no sirve de nada tu indiferencia, tus distracciones, o que mires para otro lado...
Nos pasó y nos sigue pasando. No le pasó a una familia, nos pasó a todos los Quimilenses... Y nos va a seguir pasando si no hay verdad, si no hay justicia, si no hay compromiso social...
No nos olvidemos de Marito, no nos olvidemos de nosotros...
Marchemos juntos por la verdad, marchemos juntos por la justicia, marchemos juntos para que Quimilí vuelva a tener paz...
No claudiquemos en esta búsqueda de la Verdad. No claudiquemos en la búsqueda de justicia. Nuestros hijos nos lo agradecerán...
Que no nos gane la indiferencia